sábado, 2 de octubre de 2010

El mar jamás había estado tan brillante



El mar jamás había estado tan brillante como la tarde hoy. La luz del sol sobre el agua transparente reflejando un firmamento sonriente y lleno de luz. Caminamos por la playa a paso lento, pero preciso. Tus pies junto a los míos, guiándome sin rumbo fijo. Nada más importa. Tu cabello danza con el viento veraniego y tu sonrisa blanca y sanadora ilumina mis ojos. El sonido de las gaviotas volando cerca de nuestras cabezas, y la música de las olas rebeldes sobre el acantilado. Como si no me quisieras dejar ir, tus dedos me aprietan fuerte las manos, permitiéndome olvidar lo fríos que estaban la última vez que los había tocado. Todo es paz alrededor nuestro.

Nuevamente juntos tu y yo, siempre supe que volverías a buscarme. Fue tan triste para mí aquella mañana de invierno. Me miraste fijo, y con toda la angustia que implicaba, decidiste decirme adiós. El cielo lloró nuestro distanciamiento. Llegué a la casa vacía y sentí tu perfume flotando en el aire. Y venere nuestro amor. Comprendí que había lazos que nunca podían erosionarse, ni aún con el paso despiadado de tiempo. A veces el destino puede transformarse en un enemigo cruel.

Arena tibia, testigo de nuestro andar. Nuestros pies van dejando huellas a lo largo de la costa. El paisaje del mar solo para nosotros dos. Con cada paso hacia delante, la gente de alrededor va desapareciendo. Dos corazones que laten juntos hacia la felicidad plena. Una brisa con sabor a arena quemada acaricia cortésmente nuestros cuerpos. Y nuestro caminar perenne hacia un horizonte lleno de colores.

El mar jamás había estado tan brillante como la tarde de hoy. El aire huele a sal. Tu compañía me devuelve integridad. Te veo tan nítidamente a mi lado y descubro que la luz que irradias es tan fuerte como la del sol. Haces brillar el océano como nadie antes había podido hacerlo. Me froto los ojos una y otra vez, tu cuerpo se abre enteramente hacia el cielo inmenso. Pierdo noción del tiempo y el espacio. Me siento tan libre como un ave. Me aferro a tu pecho como lo hice por primera vez al salir de tu vientre y me quedo acurrucado entre tus brazos. Ojala nadie me arrebate de aquí. Tu luz me invade y me permite ver la verdadera certeza. Dejamos de ser dos para transformarnos en uno. Me expando hacia la totalidad sin dejar de sentir tu esencia pegada a mí. Calma. Serenidad. El mar jamás había estado tan brillante como hoy, y yo jamás me había sentido tan completo y en libertad.

13 comentarios:

  1. sin palabras....!
    es hermoso!

    un abrazo
    PEPI

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno que vuelvas Tom Rox! ya te estaba extrañando! Veo que una y otra vez seguís expresando con tu escritura, con tu poesía los sentimientos más ocultos que se encuentran dentro de tu corazón, como si fuera el capítulo que no podés cerrar. Tu angustia hace catársis con tu prosa y sale afuera para decir todo ese sentimiento, que pareciera que nunca podrías terminar de sacar de tu alma. En algún momento, vas a encontrar la paz, lo sé. Ojalá fuera pronto. Va a ser.
    Sé que ella está más que nunca dentro tuyo si la sabés ver, y vos sabés que es así, que nunca te va a dejar solo. Que es ese angelito que te va a cuidar y proteger de todo, porque te ama.
    Y ese vínculo eternamente va a continuar.No hace falta que vayas a ninguna playa a buscarla y esperarla porque está dentro tuyo.
    Y vos todavía tenés mucho por hacer en esta tierra antes que irte con ella. Te quiero mucho Tom Rox. Gracias por volver! Siempre maravilloso lo que escribís.
    Siempre tendrás su escencia pegada a vos y el mar será mucho más brillante ante cada lágrima o cada sonrisa tuya que expreses para recordarla.

    ResponderEliminar
  3. "Te veo tan nítidamente a mi lado y descubro que la luz que irradias es tan fuerte como la del sol. Haces brillar el océano como nadie antes había podido hacerlo. "

    Aii tomi, una y otra vez tus textos llegan a lo mas profundo de mi ser y van ahí, directo al corazón.
    Las lágrimas son incontenibles.
    Sos un ser tan profundo y al que quiero tanto.
    Nunca dejes de escribir, asi sea por placer, por descarga. por lo que sea.
    Es un placer leerte.
    Te abrazo desde lo mas profundo de mi corazón.
    Jessi.

    ResponderEliminar
  4. LA VERDAD Q ES LA PRIMERA VES Q TE DEJO UN COMENTARIO TOM PERO ESTA BARBARO LO Q ESCRIBIS AMIGO SOLE

    ResponderEliminar
  5. Me encantó. Me dejaste sin palabras.
    Maui

    ResponderEliminar
  6. sin palabras macho, sos de lo mejor que lei en todo blogger.

    ResponderEliminar
  7. ES INCREIBLE, ME DEJASTE SIN PALABRAS! ESPERO QUE PASES POR MI BLOG AMI TMB ME GUSTA ESCRIBIR, TENEMOS UN ESTILO PARECIDO EN LOS RELATOS, AUNQUE YA NO HAGO MUCHO DE ESO, FIJATE EN LOS PRIMEROS QUE SUBI, POR AHI TE GUSTAN! SOS UN GENIO, UN BESO GRANDE :)

    ResponderEliminar
  8. mannn lo mejor es el subtitulo, un abrazo tomi

    ResponderEliminar
  9. genio.. no lo vas a creer pero trajiste a mi mar cartagenero... gracias por la imagen.

    ResponderEliminar
  10. Hermosa prosa Tomi!!!. Las palabras llegan al corazón, donde los ojos no alcanzan a ver. "Lo esencial es invisible a los ojos".
    Seguí escribiendo, es una forma de darles aire a nuestros sentimientos.
    Me encantó! La calidez y la riqueza del relato son maravillosas.
    Felicitaciones. Beso enorme y vamos por más.

    ResponderEliminar
  11. Sin palabras Tomy, todos tus textos parecen estar escritos por ángeles. Sos un genio !
    Es increíble lo que me genera leer tus párrafos.
    Sin más para decir,
    Un placer.

    ResponderEliminar